PM Lite

Se ha preguntado alguna vez hasta dónde se puede llegar con el cumplimiento formal de toda la documentación, procesos y salidas que expone la Guía PMBOK en la gestión de un proyecto determinado? La Guía PMBOK nos da un amplio conjunto de normas de gestión de proyectos de la que podemos extraer un sinfín de herramientas y formularios, pero no siempre conviene, ni sería apropiado optar por aplicar todo el rigor de dichas normas para cada proyecto, ni en todas las organizaciones. La determinación del nivel adecuado de documentación formal para gestionar un proyecto determinado debe estar en concordancia con su tamaño, complejidad y cultura organizacional. En este artículo exponemos una alternativa que serviría a las PMO en determinar que tipo de información es necesaria aplicar en base al proyecto a gestionar. Leer más aquí

Anuncios

Gobernabilidad de los Proyectos

La gobernabilidad de proyectos es un elemento fundamental para su control. Mientras que las rendiciones de cuentas y responsabilidades asociados con el negocio de una organización, se establecen en el gobierno corporativo, rara vez existe un marco equivalente para regir el gobierno de sus inversiones de capital (proyectos). El papel de la gobernabilidad de los proyectos es proporcionar un marco de toma de decisiones lógico, robusto y repetible para gobernar las inversiones de capital de una organización. Cada organización debe tener un enfoque estructurado para definir el gobierno corporativo o del negocio, como asi también el de los cambios o inversiones (proyectos). Lamentablemente no existe mucha bibliografía respecto a cómo se implementa la gobernabilidad en los proyectos, quizás en este sentido la Guía del APM “Governance of Project Management (GoPM)” sea una de las más completas. En este artículo además de incluír un enlace a dicha Guía exponemos los conceptos más importantes sobre el Gobierno de los Proyectos. Leer más aquí

Fallas patológicas en los Proyectos

Cuando un proyecto no va bien, es muy fácil señalar con el dedo acusador al Gerente del Proyecto. Pero si todo el mecanismo que conforma el sistema productivo de trabajo del proyecto no fue bien diseñado para obtener el éxito, francamente no importa quien lo lidera, dado que fracasará. El pensamiento sistémico está en contraste con el método comúnmente utilizado para analizar el resultado final, que hace poco para dilucidar las variables reales que contribuyen al éxito o al fracaso. En su lugar, se estudia cada variable y sus interacciones dentro de un sistema de organización completa. Al analizar estas variables, se puede identificar los componentes que producen resultados positivos cuando se mezclan dentro de un sistema de proyectos, y los componentes que, inevitablemente, llevarán al proyecto por un camino altamente disfuncional. Leer más